¿Que es el ejercicio Pilates y para que sirve?

El método Pilates, o simplemente Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga; uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

En sus principios fue llamado Contrología (Contrology), por el propio Pilates, debido a que recalca el uso de la mente para controlar el cuerpo, pero buscando el equilibrio y la unidad entre ambos. El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación1​ y para, por ejemplo, prevenir y curar el dolor de espalda. Se practica en todo el mundo y su popularidad es cada vez mayor debido a que es practicado por personajes famosos del mundo de la música, el cine, la danza y/o el deporte.

Creado por Joseph H. Pilates a principios de los años 20 del siglo pasado, el método Pilates es un conjunto de ejercicios cuya finalidad es la de ejercitar el cuerpo y la mente, ya que mediante su práctica, además de mejorar nuestra condición física, aumentamos nuestra capacidad de control y concentración.

¿El ejercicio Pilates para que sirve?

Mejoran el equilibrio, la postura y la estabilidad y también alejan los dolores de espalda. Estos ejercicios ayudan a movilizar músculos que habitualmente no utilizamos. Los ejercicios de Pilates forman parte de un método integral que ayuda a mover los músculos más profundos del cuerpo, y así lograr una buena postura

¿Cuáles son los ejercicios de Pilates?

  • 1. Roll up
  • 2. Rolling back
  • 3. Pesas
  • 4. La sierra
  • 5. Flexiones
  • 6. Tonificación lumbar y abdominal
  • 7. Spine twist
  • 8. The Teaser (la V)
  • 9. Fondos de tríceps
  • 10. Abrazo de pierna: Tijera

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio Pilates?

El Método Pilates actualmente es una técnica muy popular en la sociedad por los beneficios que se le atribuyen: mejora de la postura, mejora de la flexibilidad, de la fuerza, de la coordinación y del equilibrio.

– Bienestar emocional: los estudios indican que el Método Pilates ayudan al bienestar mental de sus practicantes. Este estudio cuasi-experimental comparó las clases de método de Pilates y las clases de ejercicio recreativo sobre medidas de atención plena y bienestar al principio, mitad y final de quince semanas. Las puntuaciones totales de atención plena aumentaron en general para el grupo de método de Pilates, pero no para el grupo de control de ejercicio recreativo.

– Bienestar físico: Un estudio realizado en mujeres adultas sanas que practicaron dos sesiones de Pilates por semana tenían una mejor percepción de su aspecto físico tras seis meses de entrenamiento.

– Dolor lumbarlos resultados de los estudios analizados demuestran efectos positivos, tales como mejoría de la función general y reducción del dolor al aplicar el Método Pilates en el tratamiento de dolor lumbar crónico no específico en adultos.

– Flexibilidadun estudio sugirió que el Pilates puede favorecer la flexibilidad, aunque remarcó que sus efectos sobre la composición corporal, el estado de salud y la postura son más limitados y pueden ser difíciles de establecer.

– Mejora de la musculatura abdominalun análisis concluyó que hubo un efecto positivo de los ejercicios de Pilates sobre la fuerza muscular abdominal y de la espalda baja, la resistencia muscular abdominal y la flexibilidad del tronco posterior en hembras adultas sedentarias, independientemente de que el peso corporal y los porcentajes de grasa no cambiaran significativamente.

¿Qué es el Pilates Funcional?

Es un método que combina las propiedades de las técnicas de Pilates y entrenamiento funcional, en el cual se trabaja la parte cardiovascular, resistencia muscular,(Fortaleciendo y tonificando sin aumentar su volumen muscular) y a su vez se busca el equilibrio y el balance del cuerpo.

Pilates vs Yoga

Yoga

Se basa en la unión del cuerpo y la mente como un todo con el objetivo de alcanzar la paz interior. Con esta práctica se intenta conseguir los más altos niveles éticos, mentales y físicos. Por ello, se dice que el objetivo principal del yoga es que sus practicantes, en la medida de lo posible, lleguen a ser mejores seres humanos, más sanos y más maduros.

El Yoga tiene diferentes “caminos”: “hatha”, “ashtanga”, “raja”, “jnana”, “bhatki”, “kundalini”, “karma”, “tantra” y “mantra”; cada uno con su propia metodología y características pero que se complementan mutuamente. Algunos de estos caminos se basan en la meditación, en la canalización de las emociones, en la transformación de energías de un acto físico y del deseo en un estado de éxtasis espiritual, en ejercicios posturales y un correcto uso de la respiración, etc. Pero todas ellas siempre con la finalidad de ofrecer a las personas que lo practican tanto mejoras mentales como físicas.

Beneficios del Yoga

  • Sensación de calma y paz mental.
  • Liberación del estrés y la ansiedad.
  • Concentración y claridad del pensamiento generando autoestima y confianza.
  • Buen funcionamiento del sistema inmunológico gracias a la relajación.
  • Mejora de la circulación sanguínea y la oxigenación al realizar una correcta respiración.
  • Aumento de la flexibilidad y menos dolor de espalda gracias a los estiramientos.
  • Fortalecimiento de huesos y músculos.
  • Mejora del funcionamiento de los órganos internos.
  • Alineación del cuerpo mejorando la postura.

La mayoría de personas pueden beneficiarse  de la práctica del yoga, desde niños hasta ancianos, personas con problemas de salud y embarazadas. Aún así, es importante consultar con el médico o con un profesional competente, antes de realizar alguna postura de yoga en los siguientes casos:

  • Problemas cardiovasculares.
  • Afecciones de la columna vertebral.
  • Problemas oculares y auditivos.
  • Enfermedades autoinmunes: esclerosis múltiple, síndrome de fatiga crónica.
  • Fracturas o heridas recientes.
  • Embarazo.
  • En casos de inestabilidad mental.

Método Pilates

Se considera a esta disciplina como un sistema de acondicionamiento físico y mental. Se basa en el desarrollo coordinado del cuerpo, la mente y el espíritu mediante movimientos corporales, de esta manera se logra trabajar al cuerpo como un todo. Se ha llegado a considerar como el “Yoga de los occidentales”, quizá porque muchos en Occidente consideran al Yoga solo como un tipo de ejercicio físico.

En este método lo que se busca es la precisión de los movimientos de forma lenta y controlada, en la que además, interviene una correcta respiración. Además del control, la concentración es otro de los principios que se aplica en Pilates haciendo participar nuestra mente, pues es necesario concentrarse intensamente para poder controlar cada movimiento de nuestro cuerpo.

En la práctica del método Pilates se utilizan diversos aparatos inventados por el creador del método Joseph H. Pilates y otros accesorios (balón, banda elástica, aro…).

Beneficios del Método Pilates

  • Tonificación muscular.
  • Fortalecimiento del abdomen.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática.
  • Mejora la postura corporal.
  • Aumenta la flexibilidad.
  • Reducción del estrés.

En cuanto a los inconvenientes de la práctica de este método, el que cabe destacar es la rutina de los ejercicios y el ambiente, que pueden resultar aburridas para algunas personas.

Resumiendo lo descrito podemos llegar a la conclusión de que el Yoga y el Método Pilates son dos disciplinas que coinciden en diversos puntos, pero que al mismo tiempo presentan ciertas diferencias.

Similitudes entre el Yoga y el Método Pilates

A pesar de que se realizan de forma diferente (respiración diafragmática en el yoga y respiración torácica en Pilates), la respiración es un punto clave en las dos técnicas, dando como resultado la mejora de la circulación sanguínea.

Liberan el estrés y la ansiedad. El ejercicio físico realizado en Pilates consigue la liberación de endorfinas (sustancia que proporciona sensación de bienestar), mientras que el yoga, a través de la meditación consigue que la mente se relaje.

Aumentan la flexibilidad por la práctica de estiramientos frecuentes, en ambos casos. Además de mejorar la postura corporal.

Son actividades de bajo impacto físico que ejercitan la musculatura.

Ambas disciplinas pueden practicarse en todas las edades. Relacionamos erróneamente al yoga con las personas mayores y al Pilates con las personas jóvenes.

Diferencias entre el Yoga y el Método Pilates

A pesar de que las dos disciplinas trabajan integrando el cuerpo físico y la mente, la práctica del Yoga repercute en mayor medida en la mente de la persona que lo practica, a través de la meditación y relajación, y en menor medida en el aspecto físico. Mientras que en Pilates destaca un mayor trabajo físico, sobre todo, de la musculatura abdominal, la base de la espalda y los glúteos, y el aumento de energía.

El yoga se considera un estilo de vida, más que un conjunto de ejercicios como es el caso del método Pilates.

El Yoga requiere apenas del uso de materiales adicionales. En cambio la práctica del método Pilates si emplea una serie de aparatos u otras herramientas para llevarlo a cabo.

La práctica del yoga consiste en la realización de posturas más que en la práctica de ejercicios físicos.

En la actualidad encontrarás miles de ejercicios y clases completas de pilates en youtube


Pilates, clase completa en español

Clase completa de pilates online

Pilates para PRINCIPIANTES – PILATES CLASE COMPLETA

Deja un comentario