¿Para qué sirve realmente el Pilates?

El Pilates es un método que lleva varios años en tendencia y por el que cada vez apuesta más gente.

Por suerte, a día de hoy no es difícil encontrar un sitio en el que practicarlo, ya que los gimnasios se han unido a introducir este tipo de actividades colectivas.

Existe aún el cliché de que es una disciplina para personas mayores y embarazadas, pero hoy vas a descubrir que no es cierto. Además, te enseñaré la diferencia entre el Pilates y el Yoga, porque sé que a muchos les resulta bastante similar y no saben por cuál decantarse.

AQUÍ ENCONTRARÁS LOS SIGUIENTES ITEMS DESARROLLADOS POR EXPERTOS:

¿Qué es el Pilates?

Pilates fue creado por Joseph H. Pilates a principios de los años 20, y el objetivo es ejercitar el cuerpo y la mente, además de mejorar la condición física y aumentar la capacidad de control y concentración. Mediante la combinación de las tradiciones orientales y occidentales, Joseph creó una rutina de más de 500 ejercicios que mezcla la calma y flexibilidad del oriente con la fuerza y el tono muscular de occidente.

Realmente, el Pilates se podría resumir en 34 movimientos básicos, pero sus combinaciones y ampliaciones son los que generan tantos ejercicios. En la mayoría se trabajan diferentes ángulos anatómicos y palancas fisiológicas determinadas, pero de poco servirá si no mantenemos una relación con nuestra respiración.

¿Para qué sirve?

Pilates es una actividad que engloba diferentes ejercicios anaeróbicos, breves y basados en la fuerza. No tiene como objetivo quemar calorías, sino fortalecer los músculos y mejorar la fuerza, control y flexibilidad del cuerpo. En poco tiempo notarás grandes cambios físicos y, sobre todo, en tus capacidades. Este sistema de entrenamiento mental y físico se diseñó principalmente para fortalecer, estirar y equilibrar el cuerpo. Se recomienda como complemente de cualquier práctica deportiva y para la rehabilitación física. Además, es recomendable a cualquier edad y, por supuesto, no importa si eres hombre o mujer.

Contiene seis fundamentos que son: el control, la concentración, la fluidez, la precisión, la respiración y el centro. Concretamente, ese centro se refiere a la parte central del cuerpo con la que tenemos que hacer mayor fuerza. Es conocidos por todos como el core, y lo forman los músculos abdominales, la espalda y los glúteos.

Tiene la ventaja también de estimular aquellos músculos que no usamos de manera regular, por lo que mejorará nuestra postura, estabilidad y equilibrio. Los dolores de espalda por problemas posturales van a desaparecer; asimismo, serás capaz de afrontar con mejor modo las exigencias diarias, además de poder manejar el estrés.

¿Es parecido al Yoga?

Podríamos catalogarlos como disciplinas similares por sus características relajantes e implicadas por la flexibilidad del cuerpo. Pero a rasgos generales, no tienen mucha relación. En Yoga aprenderás a conectar tu cuerpo con tu mente, te relajarás mediante posturas (asanas) y controlarás la respiración para canalizar las energías y liberarte del estrés. En el caso de Pilates, aunque también tiene cierto parecido, realmente busca el acondicionamiento del cuerpo (sobre todo del core).

Mi recomendación es que practiques ambas actividades. Son totalmente compatibles con el entrenamiento, tanto de fuerza como de resistencia, y sentirás una mejora en el rendimiento.

Referencia: https://lifestyle.fit

Deja un comentario