¿Qué es el deporte fitball?

El fitball es un programa terapéutico creado en la década de los 70 para la rehabilitación de lesiones. Con el paso de los años las fisioterapeutas  Joan Mayer  y Lindsay Zapara decidieron emplearlo en los gimnasios como un entrenamiento físico ideal para personal training, atletas, bailarines; y para toda persona vinculada con el mundo fitness.

Este programa es también conocido como esferodinamia  porque se basa en el ejercicio corporal a través de una esfera gigante de diámetros indistintos según la estatura del practicante. Por ejemplo, en el caso de una persona de 1.50 se recomienda utilizar una pelota de 45cm de diámetro, y así ir incrementando el tamaño en relación a la talla.

Quienes conocen el fitball saben que pueden encontrar variedad de movimientos, además algunos gimnasios complementan este método con ejercicios aeróbicos o con los populares step, haciendo las clases aún más dinámicas.

La esferodinamia es considerada una práctica sencilla, de bajo impacto físico. Puede ser una solución en el caso de errores posturales o dolores lumbares, ideal para personas de toda edad e incluso para mujeres embarazadas, que se ven atraídas a participar.

¿Cuales son los beneficios del Fitball?

Beneficios del fitball – Ejercicio y deporte. Bolas gigantes para entrenar. Esto es elfitball, una actividad de las consideradas suaves pero que ayuda a entrenar el cuerpo de forma completa e incluso a rehabilitar determinadas lesiones. Sácale partido

A continuación vamos a descubrir cuáles son las ventajas del entrenamiento con fitball y por qué deberías agregarla a tu programa de entrenamiento.

  • Mejora tu postura. Si tienes una postura pobre usarás más energía parar mover tu cuerpo. Con el fitball mejorarás tu postura corporal y eso se traducirá en bienestar. Además, una buena postura disminuirá las probabilidades de lesionarnos durante el ejercicio y mejorará nuestro equilibrio y agilidad.
  • Mejora tu equilibrio. El entrenamiento con fitball puede potenciar mucho tu equilibrio y estabilidad. Los músculos estabilizadores rodean las articulaciones protegiéndolas de lesiones y los músculos neutralizadores garantizan movimientos suaves y coordinados. El fitball mejora la función de ambos tipos de músculos. Una buena postura y la habilidad para luchar contra la gravedad contribuirá a una salud del sistema musculo-esquelético a largo plazo y mejorará tu estabilidad durante ejercicios de levantamiento de peso libre.
  • Activación del sistema nervioso. El entrenamiento con fitball produce un gran nivel de activación del sistema nervioso, algo que no sucede entrenando con máquinas. Esta activación nos ayudará a mejorar nuestra capacidad para adaptarnos al constante cambio donde nos apoyamos.
  • Fortalece los abdominales. El entrenamiento con fitball requiere un constante uso de la musculatura abdominal, la cual no usarás en entrenamientos con máquinas o peso libre. Además de fortalecer el centro de gravedad de tu cuerpo podrás tonificar tus abdominales y músculos de la espalda.
  • Herramienta para rehabilitación. Al ser una superficie inestable, sentarnos, balancearnos o ejercitarnos sobre el fitball activa patrones de actividad motora. Esto es particularmente beneficioso para aquellas personas que se han sometido a una operación de espalda, poseen problemas discales, lumbares, etc., ya que actúa como una fantástica herramienta de rehabilitación.

¿Qué es una fitball y por qué se aconseja utilizarla?

Una fitball es una superficie inestable que tiene como función principal actuar sobre los mecanismos propioceptores. Los propioceptores son un conjunto de receptores y nervios que están principalmente localizados en los músculos, articulaciones y tendones. Estos mecanismos son responsables de informar al Sistema Nervioso Central sobre la posición de las articulaciones y el nivel de tensión necesario para mantenerlas estables. En este sentido, es muy importante desarrollar estos mecanismos para que puedan mejorar sus funciones.

¿Qué debes tener en cuenta para empezar a entrenar con fitball?

Existen diferentes tamaños de fitball, por tanto, deberás elegir la que mejor se adecúe a tu altura. El diámetro de una fitball puede variar entre los 45 y los 85 centímetros.

Si nunca antes habías usado una fitball, deberías comenzar a practicar poco a poco para ir ganando estabilidad y que tu cuerpo se acostumbre a apoyarse de esta manera tan particular durante largos periodos de tiempo sin fatigarse. Como tus músculos ganarán fuerza y resistencia al acostumbrarse a esa postura, se nos hará más fácil usar la fitball durante periodos de entrenamiento más largos.

Antes de comenzar a entrenar con una fitball asegúrate de haber entendido correctamente las instrucciones para evitar malas posturas o cometer errores que pudieran causarte dolor muscular. Una buena opción es acudir a clases de fitness dirigidas por un profesional para recibir las pautas básicas que necesitas. Después, compra tu fitball y entrena en casa de manera segura.

¿Qué es Adaptiv fitball?

ADAPTIV fitball es una actividad en la que realizarás con la que entrenarás tu cuerpo de manera completa. En ella, realizarás ejercicios de fuerza, cardiovasculares y funcionales siempre acompañado de la pelota “fitball”.

¿Qué tamaño de fitball comprar?

Si mides entre 1,50 y 1,63 metros debes escoger un fitball de 55 cm. Si mides entre 1,63 y 1.80 metros debes elegir una pelota suiza de 65 cm. Si mides entre 1.80 y 2 metros debes elegir un fitball de 75 cm.

¿Cuánto aguanta una pelota de pilates?

Lo que sí querrás es chequear la resistencia, cuánto peso aguantan (250 – 300 kilos es un estandar al que apuntar), y vale la pena gastar un poco más para conseguir una mejor calidad y asegurarse de que no exploten. Las pelotas fitness te permiten hacer variaciones de ejercicios abdominales y para la espalda.

Deja un comentario